La educación temprana para niños menores de cinco años ayuda a que sus cerebros crezcan y su futuro prospere.

Los primeros cinco años de vida son críticos para la salud mental, emocional y conductual de un niño.

Los niños que tienen acceso a la educación infantil temprana tienen más probabilidades de tener un buen desempeño en la escuela, ganar salarios más altos, vivir vidas más saludables y retribuir a su comunidad. Esto es lo mínimo que merecen nuestros niños de montaña.

¿Qué es la educación infantil temprana?

La educación infantil temprana es un término usado para referirse a programas educativos que atienden a niños en sus años preescolares, antes de ingresar al kínder. (Típicamente de 0 a 5 años)

Los programas de educación infantil temprana crean entornos seguros, saludables, de crecimiento y estimulantes para bebés, niños pequeños y en edad preescolar, en los cuales participan en actividades y experiencias que promueven su desarrollo físico, social, emocional y cerebral.

Los programas de educación infantil temprana pueden ofrecerse en una variedad de entornos: preescolar y aulas de pre-K, guarderías, centros de cuidado infantil o cuidado infantil en el hogar. Pueden ser operados por un sistema escolar local, una escuela privada, un proveedor o centro de educación o un programa financiado por el estado o con fondos federales como Head Start.

¿Por qué es tan importante la educación infantil temprana?

Los primeros cinco años son cruciales para el éxito de toda la vida de un niño. Cuantos más programas de educación infantil de alta calidad tengamos en nuestras comunidades de montaña, más oportunidades brindaremos a nuestros niños para aprender, crecer y prosperar.

Además de tener habilidades para la vida mejor desarrolladas, como confianza, motivación, autodisciplina y concentración, los niños que reciben educación infantil están mejor preparados para el kínder, leen antes, se gradúan de la escuela secundaria en proporciones más altas y asisten a la universidad más a menudo que niños que no tienen acceso a los programas de educación infantil temprana.

¿No pueden los niños esperar hasta el kínder para comenzar su educación?

No. Los primeros cinco años de la vida de un niño, cuando son bebés y niños pequeños, son críticos para su desarrollo mental, físico, social, emocional y cerebral. La estimulación y el apoyo educativo que reciben de 0 a 5 años tienen un efecto directo en el adulto en el que se convertirán, porque esto impacta su capacidad para aprender y prosperar.  

El desarrollo cerebral de un niño no espera hasta el kínder. El 90% del cerebro de un niño se desarrolla antes de los cinco años. De hecho, ¡nuestros cerebros crecen más rápido entre las edades de 0 a 3 años que en cualquier otro momento de la vida!

Cuando los bebés y los niños pequeños están expuestos a experiencias educativas enriquecedoras, fortalecen la arquitectura de sus cerebros en desarrollo, creando una base sólida para el futuro aprendizaje, desarrollo y comportamiento.

Cuando los niños pequeños no reciben el apoyo y la estimulación educativa que necesitan para fortalecer sus cerebros en crecimiento, esto puede llevar a desafíos de desarrollo, educativos, sociales y de salud de por vida. Por ejemplo, puede afectar negativamente la salud mental, las habilidades del lenguaje, el desarrollo social y el rendimiento escolar de un niño.

La educación infantil temprana es una inversión que proporciona beneficios a corto y largo plazo para nuestros niños, familias y negocios locales. Cada dólar del estado invertido en programas para la infancia temprana produce un retorno de la inversión de casi .80. La industria de la educación temprana agrega un [.25 a la economía del estado por cada dólar de servicios comprados en la industria, y permite a los padres participar en la fuerza laboral del estado, generando .4 mil millones en ganancias anuales.

¿Qué podemos hacer?

COMPARTIR: ¡Queremos escuchar de usted! Comparta las historias, ideas y preocupaciones de su familia con nosotros. Visite la página de Comparta su historia y cuéntenos como los altos precios y el acceso limitado a los programas de educación infantil temprana lo han afectado.

SEGUIR: Únase a la conversación siguiendo @OurMtnFamilies en Facebook, Instagram y Twitter.

HABLAR: Hable con sus amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo y dueños de negocios locales acerca de la necesidad y los beneficios de contar con más programas de educación infantil temprana en el condado de Eagle. ¡Visite la página de  Nuestra Comunidad para obtener un conjunto de recursos!

Trabajemos juntos para ayudar a nuestras familias trabajadoras.