Las familias prósperas son buenas para las empresas.

La educación infantil temprana es una inversión que provee beneficios a corto y largo plazo para nuestros niños, familias y negocios locales.

¿Cómo impacta la educación infantil temprana a nuestra fuerza laboral y a los negocios locales?

Cada dólar del estado invertido en programas de infancia temprana produce un retorno de la inversión de casi un .80. También reduce la delincuencia juvenil y los costos de atención médica, y ayuda a crear una fuerza laboral más capacitada y confiable.

Los niños que no reciben educación temprana tienen menos probabilidades de graduarse de la escuela secundaria y pueden tener dificultades para aprender nuevas habilidades, lo cual los deja menos preparados y menos calificados para unirse a la fuerza laboral.

Apoyar la educación infantil temprana puede ayudar a nuestros negocios locales a atraer y retener una fuerza de trabajo que esté presente, y sea preparada y productiva. Debido a que muchas familias de montaña no pueden acceder o pagar los programas de educación infantil, algunos padres se ven obligados a quedarse en casa con sus hijos en lugar de salir a trabajar (o a reducir la cantidad de horas que trabajan fuera del hogar), lo que dificulta a los empleadores contratar adecuadamente el personal para sus negocios. Tener que encontrar, contratar y capacitar a nuevos empleados constantemente es una carga para nuestros negocios locales y un desgaste para nuestra economía.

Los padres que no tienen más remedio que trabajar pueden experimentar estrés, preocupación o ansiedad sobre el desarrollo de sus hijos, lo que puede causar que se distraigan en el trabajo o que falten al trabajo y una posible pérdida de empleo.

Algunas familias se verán obligadas a mudarse del condado de Eagle al no poder pagar el costo de la educación infantil temprana combinado con el alto costo de vida aquí, o simplemente no poder encontrar NINGUNA opción de cuidado infantil disponible porque incluso los programas sin licencia están al máximo de su capacidad. Esta situación perjudica a nuestras familias, nuestras comunidades y nuestros negocios locales.

Las inversiones en la educación infantil temprana tendrán un impacto positivo inmediato y a largo plazo en nuestras comunidades de montaña al crear una fuerza laboral más educada y capacitada, y al permitir que los padres regresen a trabajar antes y contribuyan a la economía de manera más confiable.

¿Qué podemos hacer?

COMPARTIR: ¡Queremos escuchar de usted! Comparta las historias, ideas y preocupaciones de su familia con nosotros. Visite la página de Comparta su historia y cuéntenos como los altos precios y el acceso limitado a los programas de educación infantil temprana lo han afectado.

SEGUIR: Únase a la conversación siguiendo @OurMtnFamilies en Facebook, Instagram y Twitter.

HABLAR: Hable con sus amigos, familiares, vecinos, compañeros de trabajo y dueños de negocios locales acerca de la necesidad y los beneficios de contar con más programas de educación infantil temprana en el condado de Eagle. ¡Visite la página de  Nuestra Comunidad para obtener un conjunto de recursos!

Trabajemos juntos para ayudar a nuestras familias trabajadoras.