Todos los niños se merecen oportunidades. Todas las familias se merecen opciones.

Los padres no deberían tener que escoger entre ir al trabajo o brindarles a sus hijos las oportunidades que necesitan para desarrollarse y prosperar.

El acceso a programas de educación temprana de alta calidad es vital para nuestras familias y nuestras comunidades. Reduce los costos de atención médica, incrementa el rendimiento escolar y los resultados en una fuerza laboral con más educación y confiabilidad.

Desafortunadamente, las opciones de educación temprana en Eagle County son costosas y limitadas. No existen suficientes programas para servir a todos los niños y familias que las necesitan – y las opciones que existes, son muy caras para muchas familias que luchan con las presiones financieras de vivir y trabajar en nuestras comunidades de las montañas.

Colorado es el 7mo estado más caro de cuidado de niños en América. El costo promedio de cuidado de niños de cuatro años en Colorado es de ,619 anuales y ,736 anuales para bebés – el doble de costo de un año de colegiatura y tarifas de una de nuestros colegios o universidades estatales.

Incluso más preocupante: el costo de cuidado de niños en Eagle County es 53 por ciento más alto que el promedio en los distritos escolares de Colorado. Esto hace que los programas de educación temprana tengan un costo exorbitante para muchas de nuestras familias en las montañas, donde el costo de vida es el 7mo más alto del estado.

Actualmente, existen únicamente 45 opciones de cuidado de niños autorizadas en Eagle River Valley – muy pocas para servir a los 4,300 niños menores de cinco años que viven en nuestras comunidades. La capacidad para el cuidado de bebés es aún más escasa (por un 44 por ciento) que las opciones limitadas para los niños de 3 a 5 años. Como resultado, las listas de espera para los programas de educación temprana es de cientos, lo que significa que muchos niños no reciben educación temprana previa al kínder.

Sin un acceso confiable y asequible a opciones de educación temprana, los padres tienden a faltar al trabajo, reduciendo los ingresos familiares y potencialmente ocasionando la pérdida del empleo. Algunos padres no tienen más opción que renunciar a sus trabajos – o aún peor, mudarse con sus familias fuera de Eagle County – porque no pueden pagar el costo de la educación temprana combinada con el alto costo de vida de aquí, o simplemente no pueden encontrar NINGUNA opción disponible de cuidado de niños porque incluso los programas no autorizados están a plena capacidad.

Para los padres que deben trabajar y no pueden  permitirse quedarse en casa con sus hijos, los niños corren el riesgo de ser colocados en lugares de cuidado de niños no autorizados y potencialmente inseguros, o bajo la supervisión de un miembro de su familia. Estos escenarios no están orientados en proveer la educación y el apoyo en el desarrollo del aprendizaje que nuestros niños necesitan para lograr el éxito en el kínder y después de él.

Las familias de menores ingresos de Eagle County pueden recibir asistencia para el cuidado de niños a través de programas federales como Head Start e iniciativas estatales como el Programa de Asistencia de Cuidado de Niños de Colorado (CCAP), pero estas opciones sirven únicamente a un pequeño porcentaje de los niños de Eagle County. Mientras tanto, muchas familias de ingresos medios ganan demasiado para calificar para la ayuda federal, a pesar de su lucha para pagar el alto costo de vida en nuestras comunidades de las montañas.

Incrementar el número de los programas de educación temprana asequibles y accesibles en nuestras comunidades ayudará a garantizar que cada niño de Eagle County tenga la oportunidad de aprender, desarrollarse y prosperar, y aliviará en el estrés de los padres quienes están actualmente forzados a escoger entre trabajar y brindarles a sus hijos las oportunidades que necesitan para lograr el éxito.